Ten cuidado con el hechizo

Ten cuidado con el hechizo

viernes, 6 de septiembre de 2013

Que vaina esto del amor....


el antídoto para el amor pendejo es la inteligencia, la lógica y la razón.

Que vaina con eso del amor, pasa que uno se enamora de este hombre, todo varonil, serio, responsable, trabajador y hasta con su carrito ya a sus 26, todo un hombrecito, y lo ves y está como empacadito listo tal y como lo ordenastes y por supuesto, SOLTERO... Y ahí va uno de pendeja creyendo en esos cuentos

Y pasa que uno cuando anda con este hombre tan perfecto, te cuidas, te arreglas, te haces la manicura aunque siempre pensastes que eso era tirar la plata, hasta empiezas a hacer ejercicios, todo para que tu hombre tan bello, ese soltero, ese adonis que se fijó en vos no te deje de admirar, no piense siquiera un dia dejarte, porque es tan perfecto que tiene que ir a tono, digo, tienes que ponerte a tono con semejante modelo. 
Y no es que seas superficial, esto de arreglarte es porque después de tanto tiempo en el que siempre considerastes que te tienen que querer naturalmente sin mucho maquillaje, es hora de arreglarte un poco y celebrando el amor lo haces.

Pero lo que no sabes es que una mujer inteligente se enamora solo de una forma, si, COMO IDIOTA, ni mas ni menos así, es solterosi, pero luego descubris que también medio mujeriego, pero eso no importa dices, seguro yo lo haré cambiar, ya verá como en cuanto conozca esta mujer tan maravillosa que soy, no tendrá de otra que rogarme que me quede con él, ya “las otras” pasarán a la historia. Y eso es precisamente lo que él  te hace pensar, que solo existes tú, claro, estas de temporada mija, si, como las langostas, y así como las langostas empezás a tener una cáscara bien dura, seguís creyendo que es soltero, POR FAVOR!

Lo peor viene cuando lo ves después de un mes de haber terminado tu temporada, con la mujer más fea que has visto en tu vida, insípida, sin una gota de maquillaje, con unos jeans de quinceañera acomplejada y una cara de susto como de Viernes Santo desabrido, santo dios! De dónde la habrá sacado! Quizás es bien inteligente la niña, nooooooooooo, igual de idiota que tu, pero más fea.

Y es que hasta ese momento ni sabías que le gustaban los personajes de las peliculas de terror, mucho menos que tenía la patología de ser necrófilo!!
Y te lamentas la plata que tirastes al salón de belleza y el tiempo que invertistes, porque al fin y al cabo, si el pobre hombre solo le gusta la carne molida tipo económico, jamás va a poder valorar y saborear   un buen filete… aunque lo tenga delante…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada