Ten cuidado con el hechizo

Ten cuidado con el hechizo

miércoles, 11 de enero de 2017

El no recuerdo

He tenido un par de amores.  No me había dado cuenta sino hasta después de dos botellas de vino. Si. Estaban negados. Escondidos. Como si nadie los hubiera visto. Estaban bajo el hechizo de aqui no pasa nada, aquí no se enamora nadie.
 
Y resulta meses después, que necesito de su sonrisa. Que tengo sed de sus besos. Que la distancia sí duele. Que sentir sus dedos rozando mi piel es lo mejor que me ha pasado. Que ver sus ojos negros cabalgandome la mente no tiene precio. Que mis orgasmos en  sus manos es lluvia de estrellas. Meteoritos arañando la piel y desmedrando el alma, tocando el infinito y escuchando el silencio del no ser.

miércoles, 13 de mayo de 2015

Que si te he llorado ?


Incontables veces, como el niño que se acuerda que le quitaron su juguete favorito,  como el rey que le han despojado violentamente de su corona, como Afrodita cuando se descubre sin deseo, como Hercules sin su fuerza, como Nerón sin su locura, asi te he llorado, a veces a rios, a veces a mares, a veces riachuelo. Te lloro como se llora a un difunto meses, incluso años después, las lágrimas son mi constante en tu recuerdo.
 
Y no es porque me aferre al pasado, no es porque tenga la esperanza de tu regreso en mi corazon, no es porque mi cuerpo vibra aun por ti cuando te acercas, no es por la estupidez de pensar en lo que pudo ser y no fue, no es porque no te he olvidado, no es porque espero tu regreso, no es porque espero finalmente un te amo o un te necesito.
 

Es porque el recuerdo de tu ingratitud me inspira a seguir adelante, es porque tu falta de honestidad me pone los pies en la tierra, es por el cinismo demostrado que me embriaga de sarcasmo, es tu inconsciencia para maltratar corazones que me mantiene consciente...

Aunque suene a tontería y estupidez, pero en realidad qué somos sin esos recuerdos que nos calcinan el corazón, nos  retuercen el cuerpo y nos hace vibrar la piel? no seriamos mas que autómatas, cuerpos indebles e inertes llenos de presentes insípidos. Somos lo que hemos vivido, somos nuestras experiencias.


Y guardo nuevamente mi llanto para la siguiente ocasión, cuando tenga que dejar salir la tristeza antes que apriete el corazón, cuando la amargura toque a mi puerta, cuando la soledad me imponga su presencia, cuando el pasado quiera volver, entonces y  mientras tanto, me entrego al placer del presente estrenando piel y corazón.

martes, 14 de abril de 2015

Muerte en cada orgasmo

Mucho se ha dicho y escrito sobre el orgasmo femenino, algunos acertados, otros verdaderas mentiras, pero ninguno te dice a ciencia cierta qué es un orgasmo, de qué está hecho, qué se siente, ninguno te lo puede explicar jamás.

Es la mujer la única dueña de sus orgasmos, si nunca has tenido uno, cómo se supone que vas a explicarle a otra persona de qué está hecho un pinchaso si nunca has tenido uno ?

Y por si fuera poco, no puedes encajonarlo en conceptos, descripciones ni señalizaciones. Simplemente porque no es una sola cosa. Porque es más un estado de conciencia, es un click con la piel que tienes al lado, es una simbiosis letal, corporal y etérea que va más allá del lenguaje ordinario y común.

Unas veces sentirás que el mundo gira rápido, otras que el tiempo se detiene, podrás sentir que miras la galaxia y que te encuentras suspendida en el espacio exterior, desnuda, explosiva, inerte, talvés sentirás que mueres, que no puedes más con la lava hirviendo que llevas dentro y sientes que terminarás en erupción, partida en pedazos, desarmada, desalmada, sin pensamientos, sin ego, sin alma, sin vos, sin nada más que tu cuerpo convulsionado agonizante de placer, por eso arañamos, apretu
jamos, mordemos, abrazamos, ahogamos, por la agonía que provoca esa muerte, lenta, silenciosa, espasmódica, extenuante, agitada.

viernes, 27 de marzo de 2015

Te dije, te lo advertí...



Te dije, no te enamores, no te hagas ilusiones, te dije, te advertí, no intentes ser equilibrista sin red, caerás al vacío, tú no entiendes pequeña saltamontes que tú no estas para eso, estás demasiado débil para emprender esas batallas, demasiado cobarde para entrar en esos caminos llenos de espinas, traición y dolor, porqué insistes en la testarudez, porqué insistes en esa tontería. Qué no diera por evitarte el dolor desgarrador que tienes en el pecho, pero insistes en lo mismo una y otra vez. Te haces daño mi pequeña, no entiendes que ya estás demasiado jodida para aventurarte en esos senderos. No insistas en intentar apresar el agua con tus manos.  Por tu bien, por tu salud y bienestar no sigas jugando a que sabes. Aprende de tus errores y sé feliz, o al menos, sé infeliz, pero sé algo. 



Sé que emergerás triunfante, sé que volverás a juntar las piezas que se desparramaron en el huracán, sé que lo que se quebró renacerá más fuerte y más brillante, no temas mi pequeña, al final, tu cuerpo y tu espíritu de mujer serán la armadura que lucirás y reinarás segura y desafiante tu mundo, pero no hoy, no ahora, espera un poco más, escucha mi consejo mi pequeña flor de loto. Reconstruye tu interior y ama como se debe, sin  enamoramientos febriles ni fantasmas, sin tiempo y sin prisa.


domingo, 22 de marzo de 2015

Ella

Y ahí estaba ella, con sus ojos fijos en el espacio, como pidiendo respuestas a las preguntas existencialistas que siempre imperan en nuestras cabezas cuando nos toca decidir algo importante, pero que no sabemos.

Su corazón, el que creía muerto, está dando señales de vida, aleteando y dando pequeñas pataletas para regresar al escenario y ser el protagonista de esta historia, pero ella ya sabe cuáles son las consecuencias si lo deja participar, ella sabe el efecto que le causa la participación activa de este personaje, ella sabe que la apendeja, que la desarma, que la explota, que le esconde la razón, que le rapta el sentido común, que le devora el cuerpo, ella sabe que si lo deja pasar al escenario hará desastres como la última vez, y lo calla, esta vez lo amenaza con encadenarlo para siempre en el fondo del olvido.

La última vez que lo dejó suelto, le rasgó el alma, le desbarató el pecho, y las pérdidas fueron incontables e invaluables, reconstruirse le ha costado años, días y horas de sublime sufrimiento, y apenas está probando el nuevo escenario, ya casi totalmente reconstruido, en algunas partes parchado y en otras no hubo remedios que lo cicatrizaran, tiene parches, hoyos y heridas sin sanar aún, pero, ya era hora de salir a escena, el primer acto fue excelente, el segundo, el tercero y el ultimo. Su rostro rejuvenecido, su cuerpo ansioso y necesitado de nuevas fórmulas y su alma... su alma brilla con nuevos brillos, ahora más grandes más sólidos y más altos. El universo está en sus manos, está en sus ojos. Ella, la que tiene puesta su rostro al espacio exterior, la que ha comprendido que los límites los tenía en la mente, que las ataduras ya no son una amenaza y ahora son simples manijas sin valor, ella, que comprendió que ella es la protagonista de la historia, ella, que hará que esta historia tenga sentido, el sentido que ella desee, con el co protagonista que ella escoja y con el final que ella decida.

lunes, 23 de febrero de 2015

las tonterías del amor...

1
Es la taquicardia cuando él se aproxima que te anuncia la cantidad de mariposas que tienes en la panza, es el sudor infinito en las manos que te nubla los sentidos, es la ausencia del piso bajo tus pies, es el subidón que te congela la capacidad de pensar.

2
Es la piel erizada si te toca, es el temblor de tu voz cuando le hablas, es la pérdida total de la noción del tiempo y el espacio, es el aire pesado, es la sordera estúpida, es la lejanía del mundo entero si está cerca.

3
Es una fascinación tal como Alicia en el país de las maravillas, él es tu país de las maravillas; y tú, Alicia, sin intentar escapar, es la versión tonta, la que espera quedarse y tiene fe.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

otra vez el camino...



Si les ha pasado que caminando se detienen, miran hacia atrás y se dan cuenta de cuánto han recorrido para llegar ahí? Especialmente cuando se hace una caminata larga, con cuestas, senderos, empinadas, con muchas piedras en el camino y a veces con uno que otro riachuelo?
Sí, así me siento, con una sonrisa en mis labios y mis ojos puestos de nuevo en el camino, seguiré avanzando hasta donde las fuerzas me respondan, y créanme que sí tengo mucha fuerza para seguir. 

Y celebrar con una copa de vino, un buen trago de Flor de caña o una cerveza, cuando llego a una colina y ver cuánto recorrí, especialmente no cuánto sino lo que recorrí, porque al final la calidad es mejor que la cantidad, sentirme agotada si, pero no derrotada, agotada de apartar piedras y palos del camino, quitandome las espinas de los pies (y el corazón) que me impedían seguir, sí, merezco esa copa, ese trago.

No niego que algunas veces he caminado en círculos, si, cuando nos encontramos con uno de esos amores a los que nos aferramos con todas nuestras fuerzas y sentimos que si lo soltamos nuestro corazón se irá con ellos y nuestra vida se convertirá en cenizas, ese círculo que solo nosotros podemos recorrer una y otra vez, y nos preguntamos ¿por qué a mi? ¿por qué otra vez? Simple, porque te encariñaste con la piedra, tropezaste una y otra vez y en vez de apartarla o esquivarla, decidiste cargarla a tus espaldas.

Pero además te encontrarás con muchos espejismos que sólo te llevarán a andar en círculos, y están los  atajos que también te harán creer que son el camino verdadero, no hay atajos en la vida, eso tenlo por seguro. Las piedras, palos y basura que te encontrarás y que sólo obstaculizaran tu camino, deberás saltar sobre ellos, otras veces deberás asirte de toda tu fuerza y sacarlos de tu camino definitivamente. Pero nada de esto te lo enseñan en ninguna parte, no está en ningún manual ni hay un guía, el camino se recorre solo, con ganas, fuerza de voluntad, corazón y valores como los únicos acompañantes.
Tendrás miedo todo el tiempo, pero no importa, el valiente no es valiente porque no tiene miedo, sino porque avanza a pesar de él.
Tendrás dudas, pero está bien, el que no duda nunca lo da todo por sentado y se equivoca insanamente.
Te sentirás muy solo, y en realidad lo estás, pero debes decidir cuánto te afecta. Todos lo estamos. De una u otra forma debe ser así. Nadie va a recorrer el camino por vos. Es tu vida, tu camino, tu batalla. Por eso eres único.
Unos días serán muy oscuros, pero no le temas a la oscuridad, otros días serán muy claros, aprovéchalos.   La oscuridad no es mala. Tampoco es ausencia de luz. Es solo la otra cara de la moneda, y no es posible tener una moneda de una sola cara.

Pero al final, de todo eso se compone  el bendito camino, porque si no, sería un camino liso y derecho, no tendría sentido caminar como autómata, con un final feliz ? No lo sé, con un final seguro, feliz no lo sé.